¿Por qué debemos hidratar la piel?

La hidratación de la piel es necesaria para mantenerla en condiciones saludables y protegerla frente a la posibilidad agresiones externas tanto de enfermedades como de envejecimiento.

Para lograr la hidratación lo primero es tener hidratado todo el cuerpo a base de beber abundantes líquidos por boca, sobre todo en épocas de exceso de calor y sudoración. Y por otro lado aplicarse lociones hidratantes de forma habitual y sobre todo tras exposición a condiciones de exceso de frío o de exposición solar.

Cada piel tiene diferentes necesidades y formas de hidratación, a continuación hablaremos de cada una.

Pieles con rosácea

Estas pieles son sumamente sensibles, con tendencia a irritarse e inflamarse facilmente; por lo tanto necesitan una hidratación con cremas que contengan:

  • Pigmentos correctores: Harán el efecto de apagar la rojez.
  • Manteca de karité: Ayuda a establecer una barrera cutánea y es anti inflamatorio.

Pieles con acné

Se deben utilizar sustancias más ligeras, menos oleosas y con poca untuosidad. Estas pieles deben hidratarse sin saturarlas, ya que podría ocasionar taponamiento en las glándulas y ocasionar lesiones de acné. Los productos ideales son los serúms o sueros liposomales que contengan:

  • Ácido hialurónico
  • Antioxidantes recomendados para pieles expuestas a contaminación ó fumadores: Vitamina C, Phloretin, Ácido Ferúlico y Ácido Tánico

Pieles atópicas

Estas pieles son resecas, sumamente deshidratadas. Se deben utilizar sustancias más oleosas y con mayor untuosidad, tanto de día como de noche. En algunos casos pueden usarse durante el día hasta 300 veces, leíste bien, hasta 300 veces. Los productos ideales deben contener:

  • Manteca de karité
  • Aceite de onagra
  • Polidorcanol

Recomendaciones de nuestra Dermatóloga Cynthia Mendoza

Para una buena hidratación debemos clasificar muy bien tu piel y tus necesidades. Para tener una piel hidratada, además de los productos dermatológicos, te recomiendo:

  • Beber abundantes líquidos especialmente en verano o después de actividades físicas.
  • Los mejores momentos para hidratarla son mañana y noche.
  • Realizarte regularmente tratamientos hidratantes con tu dermatólogo
  • Evitar exposición prolongada al sol, frío y viento.

11 Enero 2019 – por Cutique The Derma Company